Total recorrido
Tiempo
Dificultad
Interés
1.500 m.
45 minutos
Baja
Calles típicas y paisajes

Ruta del Este Como haremos en todas las rutas por el pueblo, partimos de la Plaza Almijara para recorrer una parte del casco con un marcado interés histórico, paisajístico, tradicional, o todas estas cosas a la vez.

La primera parte de nuestra ruta de hoy, que la llamamos "del Este" por discurrir en su mayoría por la zona este de Cómpeta, tiene un interés histórico por albergar hasta hace poco años el núcleo central de población. Estas calles que recorreremos en la primera parte, antiguas y vestidas de blanco como casi todas las del pueblo, son Plaza Almijara, Calle Toledo, Calle Eusebio García, Calle Andalucía y tras pasar por el lugar denominado Plazoleta, volver a Calle Toledo que nos llevará a la Plaza de la Vendimia.

A la mediación de Calle Andalucía un callejón a la derecha nos lleva a una plazuela que da vistas al Barranco de Pérez desde donde se divisan hermosas vistas, siempre que los propietarios de la misma no permitan asomarnos para tomar unas fotos. También hacia al final de esta misma calle, que hasta hace unos veinte años se llamaba "Calle Moro", en lo que los lugareños llamamos "Plazoleta de Abajo" se encuentra "El Convento" sobre el que existen diversas historias que procuraremos verter en estas páginas en la sección de curiosidades y leyendas.

Una vez la Plaza de la Vendimia podemos contemplar los mosaicos que recuerdan el rito del vino, vendimia, secado, pisa, etc. en el lugar donde cada 15 de agosto Cómpeta celebra su ya famosa fiesta "Noche del Vino" con un marcada carácter flamenco y tradicional, de la que también hablaremos en su correspondiente sección.

A la derecha iniciamos la segunda parte del recorrido que nos llevará a algunos de los miradores interiores con los que cuenta el pueblo dignos de una buena foto. La primera, Calle Rueda, sigue formando parte del núcleo antiguo del pueblo, tras ella Calle Viñuela, Colmenar y Periana nos ascienden entre rocas y flores y construcciones más recientes para luego llevarnos a Calle Panaderos, lugar que aún hoy alberga dos panaderías. Desde ella bajamos hacia Calle Laberinto disfrutando aún de magníficas vistas del pueblo y del Valle de Bentomíz; finalmente calle Carretería nos devuelve a "La Plaza", lugar al que no le ponemos nombre por ser desde siempre la que cuenta con esa distinción al ser la más grande.