Track GPS de las rutas

PostHeaderIcon Rutas

Ya es hora de levantar las posaderas y lanzarse a recorrer los senderos de siempre, y los que vayan surgiendo nuevos;  septiembre calma el calor (cuando le parece) y refresca las sendas que se han de recorrer, y las otras, las olvidadas también amainan el viento que del sur trae calurosos recuerdos.

Total, que a partir de hoy plasmaré cada ruta, por breve que sea, que recorran mis viejas botas de andar

 

GAVIARRA

Acompañado de Ines y, por supuesto, de Kovu hoy he recorrido la ruta denominada "La Gaviarra", bueno, hemos recorrido (apenas ha leido Kovu la primera línea ya ha protestado). La ruta la he recorrido varias decenas de veces y cada una de ellas se ha abierto distanta a las anteriores (la Naturaleza es así de sorprenderte). Hoy ha sido especial, el camino invitaba a hablar de todo (paisaje, flores, pàjaros, vida personal, Kovu...), sobre todo me ha agradado la conversación entre Ines, el Paisaje y yo... una ruta ciertamente gratificante, de las que te quitan las nubes negras y te devuelven a cambio una mente limpia y descansada... ¡Un día primaveral!.

 

ARROYO LIMÓN PROLONGADO

Hoy es 26 de marzo, sabado para más señas... hacia las 10,30 me propuse aprovechar el par de horas que tenía y hacer una de las rutas cortas, en torno al pueblo y a Canillas. Como la mañana era apacible e invitaba a perderse por los caminos de la naturaleza, decidí alargar la ruta elegida por unos kilometros, ya que la elegida,la del Arroyo Limón se hace en poco más de cuarenta y cinco minutos.

Tras desayunar, decidí no llevar la cámara de fotos (el día establa blanquecino por la niebla y pensaba que ofrecería muy pocas oportunidades de hacer una fotografía decente, decisión que lamenté cuando me encontré con los imnumerables planos cortos que ofrecían las flores del camino) y bajé animado a la plaza. Las mesas de Perico, La Casona y de Oscar comenzaban a llenarse de turistas en busca de un café o un buen desayuno, completaba el cuadro un grupo de turistas cargados de mochilas que tras desayunar esperaban el guia que los introdujera en los mismterios de la sierra.

La Rampa bajaba llena de residentes camino de "Los Baratos" enfrascados en animada conversación. Tras tomar un "sombra" en que Fernan, al final de La Rampa tomé la Avenida de la Constitución en dirección al Camino de Archez para finalmente desembocar en la carretera que conduce a Canillas de Albaida. Nada mas pisarla dejamos a la izquierda la alberca denominada "Charnite" desde hace varios siglos, utilizada como todas desde el inicio de la agricultura para almacenar agua con que regar los bancales en los momentos oportunos. Al principio la ruta de "El Arroyo Limón" parece un poco desabrida pero el paisaje,  la carga de tradición que posee, y lo cercana a Cómpeta la hace magnífica.

La carretera discurre rodeada de bancales a izquierda y derecha, bastantes de ellos cultivados a la antigua usanza presentando un paisaje de terrazas labradas y con sus "machos" y "camás" matematicamente perfectas y bien hechas. Ajos, cebellas, lechugas, alcachofas... brotan milagrosamente de la tierra ofreciendo sus frutos al paciente labrador.

¿Como se explica que, por ejemplo, entierres un ajo y con el tiempo mojado con un poco de agua surja una "cabeza" de ejemplares identicos al sembrado pero multiplicado por diez o doce?. Estamos tan acostumbrados a los milagros que todo nos parece normal y, lo que es peor, con derecho a ello... Paseando por la naturaleza aprendemos que la vida es un milagro cada día, descubrimos que todo es un regalo que muchas veces sabemos cuidar muy poco.

Tras doscientos y pocos metros de carretera dejamos a la izquierda las bodegas "Jarel" con sus paseros mirando al cielo y sus jóvenes viñas con su dulce y dorado canto. Enseguida a la derecha la piquera del "Confataire" rebosa el líquido elemento que le sobra alimentada por el manantial del Callejón. (Algún día contaré las aventuras infantiles y juveniles que discurrieron por estos pagos, todas ellas llenas del sabor de la vida y de los frutos de temporada).

Una ligera curva a la izquierda nos introduce en un mar de azahar proyectos de limones y naranjas; la alberca de las "bichas" permanece seca como hace años; tras cincuenta metros la carretera zigzagea hasta enfilar el Arroyo Limón, lugar cargado de recuerdos y experiencias al que volveré inexcusablemente en algún que otro blog. Justo en el mismo arroyo, a la derecha, una carril asfaltado continúa la ruta. Tras un breve ascenso el camino (asfaltado aún) llanea por entre la linde que separa la vega de la sierra en el término de Canillas de Albaida, donde entramos justo al cruzar el arroyo.

 

 

(Continua...)

 

 
LA ACEQUIA
 
MOSQUIN
 
ACEBUCHAL-HIGUERON