Los grandes acontecimientos nacionales y mundiales del siglo XX apenas si tendrán repercusión en Cómpeta, atareada en levantar su economía. La introducción de un nuevo injerto, resistente a la filoxera, propiciará el resurgimiento de la agricultura, y la replantación de todas las viñas, llegando incluso a ocupar lugares perdidos en el anterior siglo. Pero la Guerra Civil, y sobre todo la postguerra, anclará el desarrollo económico hasta el nuevo despegue iniciado por la industria del turismo y el de los sectores unidos a él (hostelería, construcción, servicios,).

Acontecimientos importantes en la normalidad de la villa, fue la visita de los Reyes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía el 23 de junio de 1.998.

Igualmente importante, la concesión por parte del Vaticano por Decreto de la Penitenciaría Apostólica de la Santa Sede de fecha 31 de julio de 2.004, de un año santo jubilar a Cómpeta con motivo del V centenario de la erección canónica de la Parroquia.